«Estas siendo coherente?, por M. Romasco.

“Eres lo que haces,no lo que dices que vas a hacer”

La fórmula de la coherencia es muy sencilla:
Pienso+Digo+Hago, no reviste grandes dificultades a simple vista, aunque, de alguna manera nos encargamos, muy a menudo, de transformarla en una misión imposible.
Ser coherente implica poner en marcha el compromiso más importante de nuestra vida, que es el que tenemos con nosotros mismos. Ser consecuentes con nuestros objetivos y nuestras necesidades, lo que implica que en principio, debemos establecer, cuáles son.
La mayoría de las veces en que no somos coherentes nos valemos de nuestras grandes aliadas para hacerlo: las excusas. Tenemos una inagotable experiencia en su uso y abuso, que en definitiva nos deja en el peor de los lugares, no ser fieles a nosotros mismos y por ende , no serlo para el mundo que nos rodea.
Cuando mantenemos o repetimos situaciones en la vida en la que no estamos a gusto o incómodos, estamos siendo incoherentes. Cuando hacemos determinadas cosas porque creemos no hay otra manera de hacerlo o qué corresponde así, por repetir conductas que hemos grabado a lo largo de nuestra vida. Estas conductas no son más que creencias que se ponen en marcha al momento de actuar y nos llevan a decidir repetidamente y esto no siempre es lo que realmente queremos o necesitamos, es lo que aprendimos y ya es hora de cambiar.
La comunicación es una gran herramienta para poner en práctica, aprender, con respeto, a expresar lo que queremos, lo que nos gusta, lo que no queremos más, lo que necesitamos en este momento, lo que decidimos cambiar para estar mejor , etc…
Comenzar a escucharnos de verdad y ser leales a lo que queremos, sin vueltas, sin excusas. Como todo cambio de hábitos, podemos empezar de a poco y observar lo perfecto que todo comienza a funcionar a nuestro alrededor y lo fácil que se desarrolla nuestra vida desde este lugar de coherencia.
Para cada vez que entro en incoherencia me pregunto: porqué hice esto? porqué si pensé esto luego hice otra cosa? cuáles son mis excusas? en qué me beneficia no hacer lo que pienso o quiero?
Lo pienso, lo digo, lo hago!!!!!!!!!!!
No olvidemos que todo aquello que queremos recibir, primero lo debemos poner en práctica en nosotros mismos.

Mariana Romasco
Acompañante en Bioneuroemoción ®️
Certificada por Enric Corbera Institute
Consultas: 291-4295892

Compartílo

Redacción RN

La cuenta oficial y editorial de RNPehuenco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *